martes, 17 de octubre de 2017

Ines Pasalacqua

SI HAS RESUCITADO CON CRISTO




Colosenses 3:1-3

Cuando pienso en tantas situaciones adversas que me han tocado vivir y aún las que me tocarán,me siento segura, la palabra dice que en el mundo tendremos aflicciones,pero debemos confiar El ya venció.

No puedo hablarte de una receta para pasar esas situaciones que estas enfrentando, todas somos diferentes y las circunstancias también lo son, de modo que la forma de salir adelante sera distinta en cada una. 
Solo tenemos un común denominador : Jesús.

Como humanas muchas veces miramos y tratamos por nosotras de encontrar la salida.
Pero tenemos este tesoro especial.
Estamos escondidas en El, en la presencia del Padre.
Tenemos la comunión que nos otorga ser sus hijas.

Me gusta cuando dice: Si pues habéis resucitado.. 

Es cierto que cuando venimos a sus pies morimos a nuestro pecado, a nuestra vana manera de vivir, a todo lo que nos bueno delante del Padre.

Pero también es cierto que resucitamos en Cristo, como nuevas criaturas, como sus hijas amadas.

Entonces sabemos que vamos a salir en victoria en toda circunstancia, porque ahora él se hace cargo de nuestras luchas, él pelea por nosotras.

Hemos resucitado para una vida plena en él y con él.
Enfoquemos nuestra mirada en Cristo, depositemos en sus promesas nuestra fe.

Tal vez no sea hoy, tal vez pareciera que demora su ayuda. Pero no es así . 
El no llega tarde, ni temprano, él llega en el momento justo.

Saber que lo tenemos en nuestro corazón, saber que está a nuestro lado, que en su nombre somos más que vencedoras eso nos alienta.
Todo es posible con él.

Pongamos nuestra mirada en nuestro Amado.
No seamos como la gallina que solo mira el suelo para buscar su sustento diario y con eso se conforma.

Seamos como el águila, que majestuosamente sobrevuela por las alturas para ver desde lo alto las circunstancias.

Vuela de la mano del Padre, que tus ojos espirituales puedan ver por encima de tus conflictos, tus necesidades.

Se capaz de ver más allá del problema, tu vida esta segura, esta escondida en Cristo.
Hemos resucitado para ser vencedoras, mujeres valientes, para conquistar nuestras adversidades.
Volemos en las alas del Espíritu Santo. 

No te conformes con mirar el suelo, levanta tu mirada a las cosas de arriba.
Busca de nuestro Dios, El te resucitó para una vida plena.

Y si aún no has resucitado con Cristo, si aún tu vida no está en sus manos, no pierdas tiempo. 
Ven a sus pies, ven a esconder tu vida en él para disfrutar de una vida plena a pesar de las circunstancias adversas que puedan levantarse.

Dios te bendiga y fortalesca para que puedas sobrevolar tus situaciones y no olvides que has resucitado a una vida victoriosa.
Nos leemos pronto.



NO OLVIDES DIOS TE AMA Y NOSOTRAS TAMBIEN.



No te vayas sin dejarnos un comentario y comparte por favor para bendecir a otros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Julio

EN  LA  BÚSQUEDA  DEL REY ¡¡¡Hola mis queridas todas!!! Nos volvemos a reencontrar, ya estamos en Julio. Sin darnos cue...