viernes, 13 de octubre de 2017

Sandra López

TODOS   SOMOS   VALIOSOS




Un nuevo día comienza, una nueva oportunidad para vivir, servir y amar.
-Uff de nuevo al ruedo, esto de ser tan importante me cansa desde el inicio del día- el lápiz labial se expresó.
-Seguro, ¿de dónde sacas que tú eres el más importante?. Si alguien lo fuera ese sería yo, tengo que tener mi punta bien fina para delinear con precisión-respondió el delineador.
-Jajajaja dan risa ustedes. Miren bien. ¿Quién soy yo?.La base del rostro, sino me Ana no me usa primero a mi,olvídense de que los use a ustedes-se jactó el polvo compacto.
-Esperen, ustedes se oyen bien ridículos. El perfume es lo esencial en este lugar, mucho labial , delineador, base pero, ¿si el aroma no es agradable de que sirven ustedes?- aclaró el perfume.
-Estem, ejem, si me permiten quiero decir algo- habló con algo de timidez el neceser.
-¿Acaso nos dirás que tu eres el importante?-pregunto el rubor.
-No. No podría decir tal cosa porque yo no pienso así. Solo quería que pensaran que cuando Ana se dispone a usarnos necesita de todos y cada uno.La base para el rostro, el delineador de sus ojos, el labial de su boca, un poco de rubor, algo de sombras y por supuesto un toque de perfume. Al final, cuando ya está maquillada también me necesita a mi, para que todos estén guardados y ordenados.De ese modo todos somos necesarios.- concluyó el neceser.
-Tienes razón- dijo el labial- Todos cumplimos nuestra función para que Ana se vea hermosa cada día.-
-Silencio compañeros ahí viene- alertó el rubor.

Un pequeño relato que bien podría aplicarse a nosotras.
Todas formamos el cuerpo de Cristo y cada una con diferentes funciones, tan valiosas y necesarias para el buen funcionamiento.



Muchas veces olvidamos que esto es así. Por eso es bueno leer la palabra y recordar. 
Cada una de nosotras tenemos diferentes dones y talentos.

No significa esto que alguien sea más importante que otras.
Simplemente quiere decir que como dice la Biblia nuestro Dios repartió como quizo y a algunos les hizo maestros, a otros pastores, a otros evangelistas.
Así mismo repartió los diferentes dones a diferentes personas.

De igual modo los talentos han sido dados según su perfecta voluntad.
Podemos ver algunas con voces hermosas, otras capaces de escribir poemas bellísimos. Ni hablar de quienes pueden ejecutar instrumentos a tal punto de ser dignos de admiración.

Ahora ¿te has preguntado alguna vez por qué una sola persona no puede hacer todo de manera excelente?
Yo creo que Dios en su infinita sabiduría se aseguró que todos necesitáramos unos de otros.

Al igual que Ana para embellecer su rostro necesitaba de todos los integrantes de su neceser, también nosotros para ser un cuerpo en Cristo bien constituido necesitamos de cada miembro.

El apóstol Pablo dice en este pasaje que no todos podemos ser manos, o pies, o ojos.
Imagínate un cuerpo que solo sea un ojo caminando por la calle,¿cómo lo haría? Necesita los pies.

Todas nos necesitamos. 
Todas somos valiosas.
La próxima ve que te reúnas con tus hermanas, dale gracias a Dios por cada miembro del cuerpo de Cristo.

Nadie es más que nadie.
Un antiguo dicho dice : Todos somos importantes, ninguno imprescindible.
Si tu no quieres hacer aquello que te toca ,porque te crees mejor o superior a los demas, recuerda que alguien más lo hará.

He aprendido a lo largo de mi vida cristiana que tengo mi lugar y debo usar allí mis dones y talentos según se me fueron entregados.
Pero no para que me vean a mi, para que me halaguen a mi, no de manera alguna.
Mi tarea se une a la de los demás miembros del cuerpo de Cristo y juntos trabajamos para servirlo a él.

Todo lo que hacemos y logramos es por él y para él. De modo que podemos decir como el salmista: No a nosotros oh Dios sino a tu nombre sea dada la gloria.

Recordemos entonces todos somos parte de un solo cuerpo.
Cada uno tenemos una tarea, somos miembros del mismo cuerpo.
Estamos unidos por el amor y la gracia de nuestro Dios y todos, absolutamente todos, somos valiosos a los ojos de nuestro Padre Celestial.

Nuestro Señor te bendiga mucho, nos leemos pronto.



NO OLVIDES DIOS TE AMA Y NOSOTRAS TAMBIEN.


No te vayas sin dejarnos un comentario y compartir para bendecir.



2 comentarios:

  1. Que bello relato amiga. Muchas gracias por compartír. Que nunca olvide Dios mio que soy parte de tu creacion!!! Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. AMEN GLORIA AL QUE VIVE Y REYNA!!HERMOSA REFLEXCION MI HNA.EL SEÑOR SEA AMPLIO EN BENDECIRTE AMÉN.BSOSS

    ResponderEliminar

Julio

EN  LA  BÚSQUEDA  DEL REY ¡¡¡Hola mis queridas todas!!! Nos volvemos a reencontrar, ya estamos en Julio. Sin darnos cue...