jueves, 15 de febrero de 2018

Sandra López

ETERNO, SUBLIME, PERFECTO AMOR



¡Feliz día de los enamorados!
Seguro has escuchado en muchas partes esta frase.
En todas partes miles de personas lo han expresado sin cesar.
Han elegido el 14 de febrero para exponer la dimensión del amor que tienen en sus corazones.
Las personas este día ofrecen juramentos de amor eterno. Frase como: siempre estarás en mi corazón, te quiero hasta la eternidad y más allá.
Podríamos escribir hojas y hojas con tales frases.
¿Realmente será cierto?
¿Por qué se necesita tener un día para exponer con pompas y silbidos sentimientos como amor y fidelidad eterna?

Conversaba con una vecina y ella me dijo lo siguiente:
-Es increíble que sea san valentín y yo esté sola, intente cinco citas y todas fallaron.-
-¿En serio?-
-Si, en serio estaré sola este día-
-No, me refiero a que si realmente intentastes cinco citas.-
Asintió y sonrió.

Como ella muchos buscan llenar ese vacío, que provoca la falta de amor, de algún modo posible.

La Biblia nos enseña que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios.
Ya que la esencia misma de Dios es el amor, nosotros mismos necesitamos de este componente para ser felices.

Pero equivocadamente la gente ha entendido y confundido el amor con placeres que no logran llenar esa falta que muchos tienen.

Es increíble que en un mundo tan adelantado en tecnología y tantas cosas, donde estamos a un simple computador de distancia de todo el mundo,aún así la necesidad más básica de cada ser humano sea tan difícil de lograr.

Las personas tienen cada vez mayor poder adquisitivo y tratan de comprar todo cuanto desean para vivir la vida feliz que creen merecer.

Olvidan que el amor no se compra de forma material. El amor se da y se recibe pero no se mercantiliza.

Si venimos de un Padre de amor, deberíamos vivir en plenitud ese amor que nos ofrece.

El sentimiento del que muchos alardean este día lastimosamente dura solo eso, un día.
Muchos que hoy juramentan con firmeza fidelidad y eternidad, tal vez mañana les encontremos llorando porque se terminó o con alguien diferente porque el que pasó solo fue un error.

La palabra de Dios nos habla de un amor eterno, sublime y perfecto. Un amor para todo tiempo. Que siempre está presente. Que nos busca y nos cuida.

Ese amor solo un Padre tan maravilloso como nuestro Dios fue capaz de demostrarlo.
Su prueba más grande fue su Hijo.


Un amor que nos buscó, nos abrazó, nos perdonó y nos dio vida nueva.
Aún hoy está vigente para todo aquel que viene a El.
No es egoísta , no deja de ser. Cuando llega trae luz, esperanza, fe.
Si hay amor todo es posible. No hay temor. Nos dice la palabra que el verdadero amor echa fuera el temor.

El amor es el vínculo perfecto que nos da el Señor.

Un amor que no dura solo un día, es eterno.
Perfecto que transforma nuestras vidas.
Celebremos cada día este maravilloso don que viene del Padre.
Amemos como él nos ama. 
Con misericordia, con gozo.

Mi oración que nuestro Dios te lleve a conocer cada día más este perfecto, sublime y eterno amor.

Un abrazo enorme. Nos leemos pronto.


NO OLVIDES DIOS TE AMA Y NOSOTRAS TAMBIEN.


No te vayas sin dejarnos un comentario y comparte para bendecir a otros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sandra López

BIENAVENTURADA ¿Qué componentes hacen que una mujer sea realmente virtuosa y logre ser bienaventurada? Todas anhelamos eso que ...